“Cuando te gusta una flor sencillamente la arrancas…pero cuando la amas la riegas diariamente. Si comprendes esto entonces entenderás la vida”

Buddha

Cuando la primavera està madura en el Hemisferio Sur florecen los tulipanes de Trevelin. Hablamos concretamente del campo de Juan Carlos Ledesma en Trevelin,a 26 km de Esquel en la provincia argentina de Chubut sobre la ruta 259 que une al paso internacional a Chile. Paradisíaco paraje pr+oximo a las Cascadas de Nant y Fall con saltos de hasta 46 metros de altura.La firma floricultora es «Plantas del Sur» y posee el mayor emprendimiento productor de tulipanes nacional, en un predio de tres hectáreas.

«La historia de este emprendimiento comenzó hace 25 años, cuando Juan Carlos heredó esta tierra donde crece, como plaga, la rosa mosqueta silvestre y la actividad productiva está centrada casi exclusivamente en la ganadería. Sin embargo, junto a Susana, oriunda de Tucumán, querían hacer otra cosa: tenían 23 años y un impulso hacedor acorde a la historia patagónica, la tierra de los pioneros.

Susana pensó entonces en los tulipanes. Le gustaba la flor y había leído que el clima frío era especial para cultivar el bulbo, que crece bajo tierra y es, en definitiva, el corazón de la planta. “Conseguimos 100 bulbos y con eso arrancamos”, recuerda hoy, parada en uno de los extremos de la hilera de tulipanes negros, una especie exótica llamada Queen of night, que se transformó en una de las principales atracciones de su chacra.» Extraìdo de somosarraigo.com.ar

Tiempo de colores

El cielo casi siempre azul en primavera y como marco los picos cordilleranos que aún conservan un poco de nieve.

«El Campo de Tulipanes ayuda a revalidar el título de Jardín de la Provincia que distingue a Trevelin. La familia Ledesma abre las puertas de su chacra para que todos puedan disfrutar de esta belleza.La flor se lleva bien con el ambiente porque requiere de inviernos fríos y primaveras templadas. El ciclo de la producción comienza en otoño, cuando se ponen los bulbos en la tierra y comienzan a fortalecer sus raíces.

En agosto, comienzan a brotar. En septiembre el campo está verde y en un mes, durante los primeros días de octubre comienzan a parecer las flores. Primero lo hacen de manera tímida y después de la segunda semana, explotan y se convierten en un hermoso tapiz de colores al pie de la Cordillera de los Andes. » rionegro.com.ar

Llegado noviembre se tronchan todas las flores permaneciendo aún verde el cultivo. Tallos y hojas atesoran los nutrientes que alimentan el bulbo y es este el período del que goza la planta para crecer y multiplicarse. Cuesta creerlo pero si la flor no se corta, el bulbo desaparece.

En pleno verano se cosechan los bulbos que pasan un experimentado control ya que los que llegan a tamaño comercial van a la venta y los demás esperaràn al otoño para retornar a la tierra. El comercio de los bulbos se extenderá a todo el paìs.

«¿Con qué he de irme?

¿Nada dejaré en pos de mi sobre la tierra?

¿Cómo ha de actuar mi corazón?

¿Acaso en vano venimos a vivir,

a brotar sobre la tierra?

Dejemos al menos flores

Dejemos al menos cantos

Nezahualcóyotl (monarca de Texcoco, Mèxico, siglo XV)

Las flores en la naturaleza

Las flores ejercen un efecto positivo sobre el estado de ánimo de las personas, lo que contribuye a mejorar las relaciones sociales, impactan en la conducta, el pensamiento constructivo, disminuyen el estrés e incluso ayudan a sanar de manera más rápida, en caso de enfermedades.

Necesitan dedicación, tiempo y esfuerzo.

Las flores han desarrollado pequeños elementos químicos que reducen la ansiedad y mejoran nuestro estado anímico, segùn comenta la psicóloga Haviland-Jones.

Las flores son inspiradoras como confirma la certeza que cada vez que Gabriel García Márquez se sentaba a escribir, era imperativo que hubiese flores amarillas en su escritorio.

Gracias Mimi Rilla por las fotos.