El río Paraná es el gran protagonista del Litoral argentino: el Dios con quien el resto de los personajes mortales dialogan

«Mirar el río con el deseo de narrar

esa sensación extraordinaria de navegar

sobre el inmenso caudal de agua del Paraná»

Pero la lengua amarronada de los guaraníes se ha quedado casi sin agua. Las embarcaciones que no pueden flotar y varan en el fondo barroso; parte de su ancho lecho devenido en una “gran vía” seca posibilita traspasar fronteras caminando de una ribera a otra de Argentina a Paraguay. Como nunca antes se ha visto la parte superior del túnel subfluvial que permite llegar desde Santa Fe a Entre Ríos (Paraná). Meses del 2021 que muestran suelos desnudos por la bajante histórica del río Paraná, detrás del Amazonas es el otro Goliat de agua dulce de Sudamérica que desde ha perdido caudal por las escasas precipitaciones en Brasil donde nace como Paranaiba y Grande.

La marcada bajante del río Paraná y su impacto ecológico - Reconectar

«Por el Paraná jangadero va

Madera y canción, hacia el confín del litoral

La marea prende en los juncos un grito de espuma

Cuando el río brama violento como un viejo puma».

Ramón Ayala

Cuando un sistema fluvial depende de las lluvias, especialmente estivales, para mantener un caudal considerable y se atraviesa una prolongada sequía se explica por qué el Paraná está en una bajante histórica, de emergencia hídrica. El proceso de Niña que la región venía travesando explica esta situación.

La UNR presenta un documental sobre el impacto de la bajante histórica del río  Paraná

Literatura fluvial

«Río, que cruzas lentamente el llano,

fecundando la tierra y dando vida

a tristes sauces y álamos crecidos,

yo quisiera vivir siempre a tu orilla…

El agua hirviente

de los torrentes

del Paraná

Juan María Gutierrez

El poeta Horacio Quiroga cuando se refiere al Paraná está lejos de ser el relato de aguas transparentes y cantarinas que pudiera atravesar un recobrado paraíso terrenal: el Paraná es, para Él un poderoso y temible río-monstruo, una espantosa y oscura anaconda de agua, una primitiva deidad de la naturaleza que a veces exige sacrificios humanos.

Columna vertebral del Plata

En guaraní su nombre equivale a “pariente del mar”, pero hoy luce más de 3 metros por debajo del promedio. Hoy es una vía navegable clave que permite la exportación agrícola y es la salida al mar de Bolivia y Paraguay.

La Cuenca del Plata más que pertenecer al clima templado ya está en zona cálida en su mayoría ya que la temperatura a medida que el siglo avance se incrementará provocando modificaciones en las precipitaciones. Conclusión: las bajantes serán más extremas, y lo mismo las crecidas. https://www.naturalezayliteratura.com/los-rios-color-melena-de-leon/

“El río invita a todas las ansias. «Tenemos el río allí no más, a cincuenta metros. Y sobre el río el cielo amplio, dueño del tiempo. Y decimos algunas cosas simples como quien tira piedras al espacio inmenso.» Ese espacio inmenso, que es también el de la literatura argentina, rinde tributo al río y a la vez contiene un emblema de su propio devenir.”

Enrique Wernicke en La ribera