Perfilar una geografía particular, los Patrimonios Naturales, con paisajes reales y  de un modo diferente ha sido todo un desafío para nosotras. Salir de una descripción impersonal para abrir la misma a diferentes autores que ven sus lugares a través de un cuento, un relato, una leyenda o una poesía.

Ese particular enfoque enriquece nuestra investigación y dota de literatura nuestros Patrimonios Naturales de América de la mano de la Literatura.

Un enfoque novedoso para intentar una manera de resignificar un contenido da sentido a la escritura que realizamos, ensamblamos saberes diferentes logrando que se complementen.

Buscamos no perder la capacidad de asombro y la emoción.

Formamos muchas generaciones de jóvenes con la educación en el aula y fuera de ella, no lo hicimos como por instinto sino con verdadera pasión. Como dice el filósofo Santiago Kovadloff, no tuvimos una vocación sino que la pasión nos poseyó, motivó nuestros intereses dando sentido a nuestra vida.

Con este nuevo libro trasladamos, en palabras cuidadas y amorosamente elegidas, parques nacionales latinoamericanos que encierran bellezas dignas de preservar.

Pasión

Resignifiquemos Pasión de Manuel María Flores como si le hablara a la Naturaleza

“¡Háblame! Que tu voz, eco del cielo,
sobre la tierra por doquier me siga…
con tal de oír tu voz, nada me importa
que el desdén en tu labio me maldiga.

¡Mírame!… Tus miradas me quemaron,
y tengo sed de ese mirar, eterno…
por ver tus ojos, que se abrase mi alma
de esa mirada en el celeste infierno.

¡Ámame!… Nada soy… pero tu diestra
sobre mi frente pálida un instante,
puede hacer del esclavo arrodillado
el hombre rey de corazón gigante.

Tú pasas… y la tierra voluptuosa
se estremece de amor bajo tus huellas,
se entibia el aire, se perfuma el prado
y se inclinan a verte las estrellas.” `…

Lo hemos presentado en la 2da Feria del Libro de Almirante Brown, “más libros, más derechos” y de la Cámara Argentina del Libro lo consideraron un aporte creativo y novedoso digno de rescatar.