“Cada vez que empezamos, tenemos ilusión y esperanza y sin estos sentimientos nada parece tener sustento” 

Francis Mallmann

Nos podemos encontrar  en la ciudad, en el campo, en la playa, en una lago rodeado de bosques, siempre el amanecer es para nosotros el instante que da inicio a un momento preciado del día, el sedoso sol nos anuncia que tenemos por delante un nuevo tiempo. Dice Francis Mallmann en Tierra de Fuegos que “los gestos del alba son los más bellos, el alboroto de los pájaros, la escarcha del pasto y la luz que comienza como una tenue insinuación en el horizonte hasta que el sol nos hace nacer una y otra vez.”

La mañana es una invitación a renovarse, a retomar proyectos.

Los días de descanso, los fines de semana, son buenas oportunidades para regalarnos luces del crepúsculo matutino, levemente frescos si estamos en otoño y primavera…pensando en silencio como concretar ilusiones semanales, un milagro de la Tierra como planeta del sistema solar.

” Y la canción del agua
es una cosa eterna.

Es la savia entrañable
que madura los campos.
Es sangre de poetas
que dejaron sus almas
perderse en los senderos
de la Naturaleza.

La mañana está clara.
Los hogares humean,
y son los humos brazos
que levantan la niebla.

Escuchad los romances
del agua en las choperas.

¡Son pájaros sin alas
perdidos entre hierbas!

Los árboles que cantan
se tronchan y se secan.
Y se tornan llanuras
las montañas serenas.[…]

Y los ojos se pierden
en regiones doradas. […]”

Federico García  Lorca en Mañana