Las diferencias de mareas en la costa patagónica argentina son muy visibles, cada 6 horas el mar avanza y luego retrocede,  en lo que conocemos como pleamar y bajamar. Se producen dos  altas y dos bajas a lo largo de 24 horas. La desigualdad  en metros entre ambas,  tanto en longitud como en altitud, se la conoce como amplitud de marea.

“Necesito del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:
no sé si es ola sola o ser profundo
o sólo ronca voz o deslumbrante
suposición de peces y navios.
El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo
en la universidad del oleaje.
No son sólo las conchas trituradas…”

                                                                                           Fragmento de El Mar de Pablo Neruda

La zona de la costa marina que queda descubierta, desborda de vida animal y vegetal y es también conocida como intermareal . Hallamos  distintos tipos de intermareales supeditado a los fondos que quedan a la intemperie:

  • Fondos duros compuestos por sedimentos firmes o la roca misma.
  • Fondos blandos combinados entre arena y fango.

También los intermareales se diferencian en niveles teniendo en cuenta si son bajos, medios o altos de acuerdo a la topografía y a las especies que allí habitan. En el nivel alto, la biodiversidad disminuye porque las especies debieron adaptarse a un ambiente desfavorable para el desarrollo de la vida marina, ya que permanece más horas expuesto a la intemperie.

En los niveles medio y alto cuando el agua queda retenida, es decir  que no se retira, se forman las “pozas de marea” y es entonces allí donde se pueden observar organismos propios del nivel más bajo.

Los invertebrados, en los que se centra este texto, deben soportan condiciones ambientales diversas y extremas. Su ubicación en la costa los somete a estar expuestos por horas y no bajo el agua de mar. Deben adaptarse por lo tanto, a las distintas condiciones climáticas con  riesgo de desecación, de sobrecalentamiento o de congelamiento. También  deben adaptarse a otros factores ambientales como  los cambios de salinidad, la exposición al oleaje, la competencia y  la depredación de pájaros como las gaviotas y el ostrero austral o magallánico.

Los invertebrados que encontramos se agrupan en:

Crustáceos como el diente de perro y el cangrejo.

Moluscos como el caracol globoso, el mejillín, el trofon y el mejillón sésil (ya que  crece adherido, agarrado o arraigado en su sustrato, del que no se separa y sobre el que no se desplaza).

Anémonas como la lombriz de mar.

Nemertinos como el gusano negro.

Equinodermos como el erizo verde y la estrella incubadora.

Pueden presentar distintos tamaños: -chico de menos de 3 centímetros,

-mediano entre 3 y 6 centímetros y

– grande de más de 6 centímetros.

El medio marino también presenta variedad de algas para completar este misterioso paisaje semisumergido,  con especies invasoras exóticas como el alga undaria que mediante grampones se adhiere al fondo.

Genera mucha sombra y compite por el espacio que ocupa. Como una manera de controlarla, se la extrae artesanalmente para comer como wakame (Las hojas de wakame son verdes y tienen un sabor dulce y textura característica. Las hojas deben cortarse en trozos pequeños ya que se expanden durante su cocción).

“Olas que vienen y van
sin ninguna norma
rompen las formas
la luna baila en el mar”…

                                          Jéssica Arias Mingorance

 

La información mayoritariamente fue suministrada por ProyectoSub perteneciente al Ibiomar Conicet Cenpat.