Estamos hablando de una superficie  aluvional formada por sedimentos muy heterogéneos que el río Paraná acumula en el curso inferior. Dividido en 3 secciones, centramos la descripción en la 1ra sección que se encuentra a las puertas de la Cuidad Autónoma de Buenos Aires, sólo a 30 km del centro político administrativo, económico y cultural de la Argentina.

Un mundo en el que Domingo Faustino Sarmiento encontró su propio edén e impulsó las plantaciones de mimbre que le dieron un perfil artesanal que hasta hoy perdura con cesterías del cercano Puerto de Frutos dando una respuesta a su profecía. “ sean ustedes, señores, testigos de que hoy, 8 de septiembre, planto con mis manos el primer mimbre que fecundará el limo del Paraná… y sea el progenitor de millones de su especie, y un elemento de riqueza para los que lo cultiven con el amor que yo le tengo”.

La introducción de eucaliptos y álamos más el uso del sauce criollo,  permitió la actividad forestal y los aserraderos trabajaron incansablemente, los frutales de carozo, las fábricas de licor, dieron al delta motivación para el afianzamiento de la población. Pobladores que construyeron sus casas sobre pilares para poder hacer frente a las mareas y las inundaciones.

Hoy la actividad turística con recreos para pasar el día u hospedajes se suman a los emprendimientos de barrios náuticos cerrados con imponentes edificaciones que en su mayoría alteran la dinámica hídrica con movimientos de tierra y construcción de albardones para evitar  que el agua dañe las construcciones.

“Es otoño, pero el día destila

primavera

recordando a la musa que se

fue de mi planeta […]

Y es mi gran inspiración

este paisaje de vuelta

y mientras voy disfrutando me inspira en este poema.

Los sauces lloran a orillas,

a ambos costados del río  […]

La corriente que me impulsa […].

El sol resplandece y hace

brillo en el cauce del agua […]

pues estas islas conforman

un pequeño mundo de paz.” 

Rubén Sada, paseando en el delta

Pero volvamos  sobre la idea de Biodiversidad, que a pesar del avance humano sobre el territorio aún puede disfrutarse.  La excepción la constituye  el venado de las pampas, pequeño ciervillo  que a través del proyecto pantanal, busca reinstalarse en la zona.

El municipio de Tigre es la autoridad política de la 1ra sección de unos 220 km cuadrados limitados por el río Paraná, el Río de la Plata, el Río Luján y el Canal Arias.

     

 

Esta zona impactada por el hombre todavía conserva espacios naturales donde pueden avistarse entre las aves el carpintero, el martín pescador, garzas en especial la garza mora, el burrito dorado, la graciosa pava de monte, los federales.

Entre los peces nadan por estas aguas amarronadas, bellos dorados, carpas, dientudos, maripositas, cascarudos y surubíes pintados.

Los relevamientos recientemente finalizados han detectado 8 anfibios con siete especies de ranas y una de sapo. Entre los reptiles encontramos culebras de agua y lagartos overos.

Los mamíferos tienen una importante presencia con las comadrejas, carpinchos, coipos, cuises en abundancia y murciélagos.

El Observatorio Ambiental del Delta trabaja responsablemente para monitorear la zona y relevar la presencia de la fauna según lo investigado por Javier Drovetto para el diario La Nación.

Las imágenes pertenecen a Huellas y vos